La sustracción de Menores: denuncias falsas, abusos sexuales.

Desgraciadamente ha surgido en España, una tendencia a denunciar en falso de abusos sexuales a los padres de menores, por distintas causas o patologías de las denunciantes. Este caso de Infancia Libre lo hemos vivIdo en el despacho defendiendo a uno de los padres de la organización que tenía orquestada presumiblemente la organización Infancia Libre, una abogada peculiar, y un partido político que les daba cobertura.

Ha saltado a la prensa la noticia, de una madre que además se ostentaba la presidencia de una asociación, llamada «infancia libre» que ha arropado a otras madres a realizar el mismo ilícito de:

(i) obstrucción de las visitas con el padre , (ii) no escolarización (iii) mal trato infantil.

La madre Incumplió, presuntamente, una sentencia que otorgaba al padre, tras el divorcio, la custodia de su hijo de 11 años, al que mantenía aislado y sin escolarizar en una finca de Cuenca desde hacía seis meses; durante ese tiempo, ella estuvo en situación de busca y captura.

Según El Mundo, el niño llevaba en paradero desconocido al menos dos años. En 2017, precisamente, la madre participó en un acto con parlamentarias de Unidos Podemos para reclamar al Ejecutivo mejorar la protección a los menores que sufren agresiones o abusos sexuales. Sevilla, que fue arrestada en la localidad conquense de Villar de Cañas, quedó en libertad con cargos tras pasar a disposición judicial, según fuentes policiales. La Jefatura Superior de Policía de Madrid ha informado este lunes sobre la operación que ha llevado a esta detención, aunque sin confirmar el nombre de la arrestada. Los investigadores comprobaron que el niño no había sido escolarizado ni atendido en ningún centro sanitario de España, y finalmente lograron localizarlo en la provincia de Cuenca. Estaba en una finca de 6.000 metros cuadrados en una urbanización despoblada y totalmente vallada, con medidas de seguridad que impedían ver el interior. Tras varias semanas de vigilancia, los agentes comprobaron que un hombre, actual pareja de la detenida, abandonaba la parcela en algunas ocasiones y realizaba compras. Finalmente, vieron que en ocasiones ese hombre sacaba al menor a dar un breve paseo junto a su madre por las inmediaciones, tras comprobar que no había nadie vigilándoles. También vieron en la finca a otra menor de edad que resultó ser hija de la mujer y de su actual pareja. Los agentes entraron a la vivienda la madrugada del pasado sábado y detuvieron a la madre; en ese momento la mujer y sus dos hijos estaban encerrados en una de las habitaciones.  La niña se comportaba como si llevase tiempo aislada y llegó a olisquear a los agentes, han detallado a Efe fuentes de la investigación.

Ver más en: https://www.20minutos.es/noticia/3603243/0/detenida-maria-sevilla-infancia-libre-hijo-secuestrado/#xtor=AD-15&xts=467263

Un nuevo secuestro de menores

Patricia González Arribas, la mujer de 44 años que fue detenida el sábado por un presunto delito de sustracción de su hija de 10, quedó ayer en libertad con cargos tras un periplo judicial que acabó en Plaza de Castilla a mediodía. Eso sí, la juez del caso le mantiene la orden de alejamiento sobre la pequeña, de 500 metros.

Patricia estaba citada a las 9.30 ante el juzgado de Instrucción número 53 de Madrid. Pesaba sobre ella una orden de busca, captura e ingreso en prisión, habida cuenta de que no se sabía nada de su paradero ni del de la menor desde febrero de 2017, fecha en la que ella dejó de cumplir el régimen de visitas hacia su exmarido;en octubre sacó a la niña del colegio. Patricia era profesora de instituto en Azuqueca de Henares (Guadalajara), pero también pidió una baja y luego una excedencia. Desapareció del mapa.Hasta que el sábado en torno a la una de la tarde la Unidad de Policía Judicial Adscrita a los Juzgados de Plaza de Castilla dio con ellas en una casa a las afueras de La Cabrera, un pueblecito al norte de Madrid.

La presunta delincuente declaró ayer ante la magistrada por espacio de una hora, aproximadamente. Además de la orden de alejamiento de 500 metros de su hija y del ex, tendrá que acudir a firmar al juzgado cada 15 días, para no eludir el control de la justicia y estar localizada.

Esta mujer pertenecía a la organización Infancia Libre, que asesoró a Podemos en asuntos de menores y custodias parentales en la Asamblea de Madrid, el Parlamento Andaluz y las Cortes Generales. Su presidenta, María Sevilla, fue arrestada por la misma Unidad Adscrita a finales de marzo por un caso casi gemelo: había secuestrado a su hijo, al que mantenía dentro de una casona sin ver la luz del día en una finca en Villar de Cañas, tras denunciar en falso a su ex por abusos sexuales. El mismo patrón que siguió Patricia González Arribas antes de desaparecer.

Tras su detención el sábado, fue trasladada a los juzgados de Torrelaguna, pero allí no contaban con todas las diligencias y se ordenó su traslado a los calabozos del complejo policial de Moratalaz. Allí pidió el «habeas corpus» y fue llevada al juzgado de guardia, el 38 de Madrid, que la dejó en libertad con medidas cautelares; con el exhorto de que se presentara hoy ante el 53.

Infancia Libre se define como “una asociación de madres que trabaja para combatir el abuso sexual infantil” y a ella pertenece María Sevilla, detenida  el pasado 2 de abril por secuestrar durante dos años a sus dos hijos.

Los pequeños, en búsqueda desde 2017, permanecieron todo ese tiempo sin escolarizar y presentaban dificultades para hablar y escribir. Su madre, que había perdido la custodia sobre ellos en sentencia firme, sólo les permitía salir unas horas al día del zulo donde se encontraba, en Villar de Cañas (Cuenca). La niña olisqueaba, como si fuera un animal, a los agentes que les liberaron, incapaz de dirigirse a ellos mediante el habla.

Pues bien. Según ha sabido Confidencial Digital, miembros de la Fiscalía madrileña estudian iniciar diligencias de investigación contra Infancia Libre, la asociación que preside Sevilla y a la que pertenecen otras dos mujeres implicadas en otro presunto secuestro de menores.

Se trata de la sustracción de una niña de diez años desaparecida desde octubre de 2017 por su propia madre, que presentó varias denuncias contra su ex pareja, el padre de la pequeña, por violencia de género y abusos contra la niña. Estas denuncias fueron sistemáticamente archivadas.

La madre de la menor y su abogada, Carmen Simón, son miembros de Infancia Libre, razón por la cual el Ministerio Público se ha planteado investigar si la asociación constituye una organización criminal, delito que imputaría a sus dirigentes y a parte de sus socios.

Según las fuentes consultadas, se trata de dilucidar si Infancia Libre seguía el mismo modus operandi en todos los casos que caían en sus manos: alejamiento de los hijos de sus padres, aunque hubiera sentencia firme que obligara a las madres a compartir la custodia, y hasta el punto de esconderles en paradero desconocido, y presentación de denuncias falsas contra los progenitores para intentar alejarles de los menores.

Leave a Comment